Análisis de Falla

Es una estrategia metodológica que incluye toda la evidencia física, de entorno y situacional que permite identificar las causas físicas, humanas y de ambiente que hayan ayudado a la falla de una pieza, equipo o proceso.

Esta metodología se apoya en todo tipo de pruebas y análisis, desde la Fractografía o estudio de la grieta, la metalografía, composición química, ensayos mecánicos, hasta el uso de técnicas más especializadas como microscopía electrónica de barrido, microscopia electrónica de transmisión, etc.

Identificamos un material a partir de la composición química y propiedades mecánicas, por medio de ensayos de espectrometría, ensayos mecánicos y análisis metalográficos.

(TENSIÓN, COMPRESIÓN, CHARPY)

Contamos con aliados estratégicos acreditados por la ONAC en los ensayos mecánicos, los cuales nos permiten conocer las propiedades mecánicas del límite elástico, alargamiento y tensión de rotura.

Por medio de este análisis identificamos cada una de las fases presentes en el material, procesos de fabricación como fundición, forja, laminado entre otros, defectos como rechupes, poros, inclusiones de impurezas, segregaciones y tamaño de grano, también, es posible conocer los tratamientos térmicos aplicados, así como tratamientos superficiales y procesos de mecanizado y acabado.

Utilizando la técnica de espectrometría óptica de chispa, rayos X o EDS determinamos el contenido porcentual en peso de cada elemento de una aleación metálica para identificar la aleación y/o referencia comercial del material.

Requerido para establecer la causa de falla en un material. Por medio de este análisis se evalúa el crecimiento de grieta de un componente metálico, la finalidad principalmente es determinar el patrón general de la formación de grietas.

Por medio de software simulamos previamente un componente metálico con el fin de establecer los posibles fallos o debilidades en el material, los cuales puedan ser identificados y corregidos antes de su fabricación.